Informe de Asociación de Municipalidades revela que adultos mayores corresponden a 16% de la población y que «el envejecimiento se consolida como tendencia nacional».

Ante el considerable aumento de los adultos mayores en nuestro país y el mundo, la Asociación de Municipalidades de Chile (Amuch) dio a conocer su tercer informe sobre la cantidad y situación en que se encuentra esta población en sus municipios asociados. Según sus observaciones, la tercera edad representa el 16,2% de los habitantes a nivel nacional, equivalente a 2.850.171 personas, siendo el 55,7% mujeres y el 44,3% hombres. Más de 48 mil adultos centenarios vivirán en Chile en 2050, según proyecciones del INE. Las tres regiones con mayor porcentaje de adultos mayores son la Metropolitana, con el 38,5%; Valparaíso, con el 12% y Biobío, con el 9,2%. Pero las tres mayor porcentaje proporcional a su población son Ñuble 18,9%; Valparaíso 18,8%; y Los Ríos 17,7%.

El estudio también revela que a nivel nacional existen 176 comunas que se encuentran sobre el promedio nacional, equivalente al 51,01% del total de municipios. Las con mayor predominancia son Navidad (28%), El Tabo (27,8%) y Curepto (27,7%). Por otra parte, las con menor predominancia y bajo la media del país son Sierra Gorda (3,7%), Cabo de Hornos y Antártica (5,5%) y Alto Hospicio (7,2%). El presidente de Amuch, José Miguel Arellano, comentó que «a partir de la implementación de la Política Integral de Envejecimiento Positivo los municipios comenzaron a asumir un rol sobresaliente. Impulsaron la conformación de clubes de adultos mayores en las comunas con su correspondiente personalidad jurídica otorgada por los mismos municipios, lo que sirvió para estrechar lazos con la población de adultos mayores de sus comunas».

«En la actualidad los municipios están involucrados en varios de los programas sociales destinadas a los adultos mayores que provienen desde el nivel central, especialmente aquellos que ejecuta el Ministerio de Desarrollo Social, justamente a través del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama)», añadió el también alcalde de Padre Hurtado. En particular, dijo que en su comuna «se desarrollan varias acciones tendientes a mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, entre ellas, las más importantes son las conmemorativas, las de esparcimiento y recreación, las acciones de orientación y atención; aquellas que propenden a la vinculación intersectorial para potenciar el quehacer de los clubes de adultos mayores constituidos en las comunas y finalmente acciones de formación/capacitación».

El cientista político e investigador de la Asociación, Valentín Valdés, afirmó que «el envejecimiento de la población se consolida como una tendencia nacional, por tanto el enfoque prospectivo debe apuntar a las necesidades de este segmento de la población que irá en aumento durante los próximos años». Desde el aspecto demográfico, agregó, «el estudio concluyó que en primer lugar se produce un efecto centrípeto, es decir, existe alta concentración en zonas de predominancia urbana, no obstante, la medición de población adulto mayor regional por total de población regional, es inversamente proporcional». «Las regiones de predominancia rural cuentan con mayor proporción de adulto mayor por sobre las urbanas, que podría ser explicado por la migración campo-ciudad de jóvenes y adultos en buscas de mejores condiciones y calidad de vida, que representa la centralización del país», acotó. «Los municipios son actores claves y si no son considerados como tales el país no estará preparado para los desafíos que enfrentan las sociedades que envejecen«. Respecto a si Chile está bien preparado para tener una mayor población de adultos mayores, consideró que «el país en general aún debe dar saltos importantes en mejorar de las políticas públicas destinadas al adulto mayor en todos sus aspectos, principalmente enfocado en dos aristas: vejez positiva sobre adultos mayores con menores carencias que permita la actividad recreativa y social como un factor comunitario en miras de mejorar la calidad de vida y las personas de adulto mayor con mayor precarización socio material. Por eso «es necesario la vinculación del gobierno central mediante las instituciones atingentes como Senama con gobiernos locales y actores no gubernamentales que se encuentran en el territorio, para levantar diagnósticos centrados a nivel regional y local donde los municipios actúen no como receptores de programas sino como tomadores de decisiones y de coordinación entre los distintos actores».