Eduardo Salas presidente del PRI: “LO DE BACHELET SOBRE CONFLICTO MAPUCHE ES UNA VERGÜENZA”

Eduardo Salas, presidente del PRI criticó la postura de la expresidenta y actual Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, respecto a la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca en medio de un operativo policial en Ercilla, sobre lo cual dijo que espera “se haga una investigación profunda”.

Además, la ex presidenta Bachelet afirmó que en su Gobierno “pasé leyes y pedí perdón en nombre del Estado de Chile por toda una historia de discriminación”.

“Lo de Bachelet es una vergüenza”, afirmó Salas. “Estamos hablando de la paz como un elemento integral, por eso la exmandataria yerra y no debería hablar ni hacer pronunciamiento alguno. Y si lo hace, debiera hacerlo desde otra perspectiva. No puede pretender hacer una defensa de una gestión en la que en estos temas hizo nada o casi nada”, alegó. El dirigente hizo un llamado de atención significativo “para quienes apoyamos el gobierno del Presidente Piñera, el propio Ejecutivo y los pueblos indígenas”. “O evitamos que esto se polarice y se impongan tesis de ultraizquierda, como las que levanta Héctor Llaitul y la Coordinadora Arauco Malleco, o las posturas de ultraderecha, que piden militarizar la zona, ejercer la fuerza de manera desmedida, dictar Estados de Excepción o convocar el Consejo de Seguridad Nacional (Cosena), lo que no  ayuda en nada”, enfatizó.

“Aquí hay que buscar el sano equilibrio para que de verdad tengamos la paz y logremos el desarrollo integral en La Araucanía. Tenemos una crisis que debemos superar de la mejor manera posible. Sabemos que en el pueblo mapuche, en sus tradiciones y su gente, existe una voluntad pacífica de avanzar seriamente en un plan que es de largo aliento, pero que no cabe duda que progresará firmemente”, explicó el abogado.

Salas concluyó que Piñera y su gobierno “han hecho una apuesta seria y valiente, porque enfrentar el conflicto mapuche requiere tener voluntad política. Y él la ha tenido desde una doble perspectiva. Por un lado, la del desarrollo, el reconocimiento de los pueblos indígenas y el entendimiento de que hay derechos colectivos y una cultura que es fundamental para nuestro país”.